CÓMO RECUPERAR EL AMOR HACIA MI PAREJA

“Ya no siento lo mismo, ¿puedo volver a querer a mi pareja como pareja?” En mi opinión la respuesta es sí se dan dos elementos fundamentales:

  1. Que yo vea en mi compañero/a aspectos positivos, cosas que me agradan, y que sean más en cantidad o en cualidad que aquellas que no me gustan.
  2. Que yo quiera recuperar el amor, que no muestre una actitud de rechazo a intentarlo sino que realmente desee apostar por tratar de recuperar una buena relación de pareja pese a mi dolor y mis dudas.

¿Qué hacer para recuperar el amor?

Resulta difícil que una pareja que se encuentra en este momento de desenamoramiento, de desencanto o de grandes dudas pueda por si sola reestablecer una relación de pareja satisfactoria. La verdad es que generalmente hace falta recibir orientación profesional, la cual a grandes rasgos se centraría en:

  1. Aprender a comunicarnos: si yo sé compartir bien con mi pareja cuáles son mis necesidades, cómo me siento yo querido/a, qué me gusta y qué me disgusta, cuáles son mis expectativas, mis valores, etc. tendremos la base para que todos los demás aspectos de la relación fluyan.
  2. Crear un clima amable: Sembrar cosas positivas, agradables, escuchar a nuestra pareja, pedir opiniones… en definitiva, tener en cuenta y valorar a nuestro compañero o compañera y aparcar la lista de los agravios. Se trata de no volver continuamente al pasado porque no nos permite construir.
  3. Salir juntos/as: cuando las cosas van mal cada miembro de la pareja se repliega en su pequeño mundo, en sus amigos/as, en sus personas de confianza, en sus aficiones… y el tiempo en común apenas existe. Tenemos que recuperar ese tiempo realizando actividades que resulten agradables para l@s dos: salir a comer o tomar algo, realizar una actividad cultural o ir al monte, nos proporcionan momentos de disfrute siendo dos.
  4. Dar muestras de cariño. Es cierto que en este momento de la relación es difícil, pero no es menos cierto que cuando una conducta deja de realizarse, se extingue. Esa muestra de afecto puede consistir en decirse algo agradable, tener un detalle material (por ejemplo, comprar un pastel que sé que le gusta) o escribir un whatsapp con algún emoticono especial ahora que estamos en la era de la tecnología.
  5. Dedicar un poco de tiempo a recuperar nuestra imagen física. Con los años, la confianza y la habituación podemos ir descuidando nuestra apariencia física, un elemento importante que alimenta nuestro deseo de estar con el otr@. Dedicar de vez en cuando unos minutos a mostrar nuestra mejor cara puede contribuir a mejorar nuestra autoestima y con ello facilitar el acercamiento a nuestra pareja.

En cualquier caso, antes de tomar la decisión de romper una relación de pareja conviene tener presente que a veces pensamos ingenuamente que el paraíso está en otro lugar, y es cierto que en determinados casos la relación está sin duda más en el infierno que en el paraíso.

Pero a título de curiosidad, las segundas uniones o relaciones de pareja suelen durar menos que las primeras, luego quizá tampoco el paraíso estaba allí, o a lo mejor se trata de no buscar el paraíso porque, o no se va a encontrar porque no existe, o no va a durar eternamente, sino que quizá se trate de trabajar para crear un paraje agradable que en muchas ocasiones se acerque a ese paraíso que añoramos o con el que soñamos.

Si te ha gustado este artículo, te animo a compartirlo. ¡Muchas gracias!

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn