MATEMÁTICAS EN EL AMOR
LA FÓRMULA QUE PREDICE LAS RUPTURAS DE PAREJA

El número de matrimonios celebrado en el estado español en el año 2013 fue de 155.098. Paralelamente el número de separaciones y divorcios ascendió a 100.327, lo que supone dos rupturas de pareja por cada tres matrimonios celebrados, habiendo permanecido casad@s una media de 15 años (últimos datos definitivos proporcionados por el I.N.E.).

A la vista de estos datos y de la realidad que percibimos, nos podemos preguntar si también nosotr@s contribuiremos en un futuro más o menos cercano a engrosar el porcentaje oficial de parejas rotas.

Aunque los factores que intervienen en la decisión de poner fin a una relación son muy variados y complejos, un método de pronosticar la estabilidad de la relación de pareja es valorar la misma en términos de cuáles son los aspectos positivos y cuáles los negativos. Es lo que comúnmente formulamos como “¿me compensa?”.

Partiendo de esta balanza, dos psicólogos de la Universidad de Oregón, J. Howard y R. Dawes, son los creadores de una fórmula predictiva de la separación y el divorcio:

FC = C / D

Lo que traducido significa: Felicidad Conyugal (FC) es igual al número de coitos (C) dividido por el número de discusiones (D).

Lógicamente, para que la balanza se incline en favor de la estabilidad de la pareja, el resultado debe ser al menos 1; es decir, una relación sexual por cada discusión. En caso contrario, tendríamos dos alternativas: o disminuir el número de discusiones, o aumentar los encuentros sexuales.

Tras conocer esta fórmula es muy probable que pensemos que definitivamente, más pronto que tarde, colaboraremos con el I.N.E. Para blindarnos frente a esa posibilidad, es importante que la pareja abandone la fórmula napoleónica de interacción basada en el “divide y vencerás” y en su lugar emplee otra fórmula de relación en la que la función sumativa sea la protagonista. Se trata, en definitiva, de recordar y practicar lo que el fabulista griego Esopo proclamaba ya en el s. VII a. C.: “la unión hace la fuerza y la discordia debilita”. Y tú, ¿divides o sumas?

Si te ha gustado este artículo te animo a compartirlo. ¡Muchas gracias!

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn