EL WHATSAPP EN LAS RELACIONES DE PAREJA
¿REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA, O REVUELTA EN EL AMOR?

La llegada del whatsApp a nuestras vidas supuso toda una revolución como medio de comunicación interpersonal: sencillez en el manejo, inmediatez en el envío y recepción de la información, gratuidad,…

Pero, ¿de qué tipo de revolución hablamos cuando pensamos en cómo ha influido el whatsapp en las relaciones de pareja?¿De una revolución positiva, o de una auténtica revuelta?

Lo cierto es que es un medio cómodo de contacto en la fase de enamoramiento, cuando el tiempo compartido nos parece poco y, nada más separarnos, necesitamos seguir fusionad@s con la persona amada y alimentar la obsesión por el otr@ que domina la vida amorosa en esta etapa de la relación de pareja.

Así mismo, nos permite mandarnos mensajes cariñosos y pequeños guiños en forma de emoticones a través de los cuales expresar los sentimientos amorosos que nos puede resultar más pudoroso manifestar en el face to face. Por no hablar del aspecto mucho menos romántico, pero seguramente más extendido en etapas posteriores de la relación, consistente en intercambiar información relativa a cuestiones de logística familiar: “¿vas tú a recoger a los niños, o voy yo?”

Pero lo cierto es que l@s psicólog@s venimos observando que el whatsapp es también un instrumento que genera desconfianza en numerosas parejas, con las consiguientes discusiones y ataques de celos. “¿A quién le has mandado un mensaje a la una de la mañana?”,” ¿Por qué no me has contestado cuando has leído mi whatsapp?”.

No parece que desactivar la opción de “última conexión” vaya a contribuir a mejorar la relación. Antes bien, incrementará la desconfianza y por tanto aumentarán los conflictos en la pareja.

La propuesta es doble: de un lado, manejar el whatsapp con naturalidad, comentando a nuestra pareja con quién nos estamos comunicando en ese momento, qué nos está haciendo sonreir,… De otro lado, no funcionar conforme al dicho “piensa mal y acertarás” que nos conduce de un modo u otro al distanciamiento, sino hacer uso de la inteligencia y madurez propias de nuestra edad adulta y practicar la comunicación en pareja. De nosotr@s depende que el whatsapp forme parte de la revolución tecnológica o se convierta en motivo de revuelta en nuestro amor.

Si te ha gustado este artículo te animo a compartirlo. ¡Muchas gracias!

Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn